martes, 2 de abril de 2013

ACLARACIÓN


En relación a la propuesta de sanción que usted me envía al Centro de Salud déjeme manifestar lo siguiente.

1. Que es cierto que se ha accedido desde una sesión informática de titularidad mi DNI a páginas pornográficas.
2. Que la causa de este acceso es la siguiente. Vino un paciente a consulta haciendo referencia a un problema eréctil. El problema tenía relación con una malposición peneana que dificultaba con mucho las relaciones sexuales. Por lo que me iba contando yo sospechaba una enfermedad de Peyronie. A mí no me gusta mandar un paciente a los especialistas hospitalarios sin conocer bien el caso y estar seguro de los motivos de mi derivación, excepto cuando el paciente quiere ser valorado en Atención Especializada sin contar con mi criterio, en cuyo caso pongo en el papel a modo de castigo y de resarcimiento moral por estudiar durante 12 años: “El paciente quiere ser valorado por vuestro servicio. No desea ser valorado en Atención Primaria”. El asunto es que para yo poder valorar el caso con todos los elementos necesitaba al paciente erecto. Suelo llevar impresos en papel en el maletín unos MiniMental, unos ejercicios de rehabilitación vestibular y algunos otros para la columna cervical, pero no suelo llevar material complementario en este sentido. Así que pensé en decirle que viniera emporrado de casa, pero vivía el paciente lejos (las pasiones duran lo que duran, qué le vamos a hacer) y supuse que cuando llegara ya se le iba a haber pasado. Decidí cambiar el biombo de orientación y le dejé mi sitio para que se estimulara con el amplio y suntuoso contenido de la red. No había otra manera. 
3. Esto fue lo que realmente sucedió.

Disculpe las molestias que les haya podido ocasionar.

Reciba un saludo.

5 comentarios:

Óscar D. dijo...

Un descargo con humor propio de un guión del mejor cine del surrealismo italiano. Óscar.

mCarmen dijo...

¿Son hechos reales? XD

Dra Myte dijo...

Eso por ser tú. Yo me hubiera desabrochado la blusa...

Anónimo dijo...

¿¿Se olvidó añadir también, que el paciente se excitaba más con Web de contenido pederasta?
Y en las pacientes con problemas ginecológicos ¿para diagnosticarlos y analizar la hipersecreción vaginal, directamente se empelota el médico, enporrradao o no?

Quizás además de enviar a los pacientes a los servicios médicos especializados, el doctor debería darse una vueltecita por los servicios de salud mental, antes de que sea demasiado tarde y lo tenga que hacer también en algún Juzgado

Teresa dijo...

Vaya... definitivamente, señor Anónimo, parece que tiene usted un problema personal con el autor del blog... A mí me parece que tener un médico lo suficientemente comprometido como para intentar un diagnóstico en la consulta debería ser motivo de alegría y no de castigo o de crítica... pero hay gente para todo. Y con qué se excita o se deja de excitar un paciente, debería quedar dentro del secreto profesional... Vamos, digo yo...