jueves, 29 de noviembre de 2012

10 COSAS QUE DEBO SABER COMO PACIENTE DE LA REFORMA PRIVATIZADORA DE LA SANIDAD DE LA COMUNIDAD DE MADRID.


  1. El Gobierno de la Comunidad de Madrid pretende que empresas privadas sean las que ofrezcan los servicios sanitarios a la población. También empresas privadas podrán comenzar a gestionar los Centros de Salud.

  2. Será la Comunidad Autónoma la que pague a las empresas para que ofrezcan esos servicios en vez de ofrecerlos ella misma, cuando su trabajo es gestionar los bienes públicos y no traspasarle esa responsabilidad a terceros, y menos a empresas con ánimo de lucro.

  3. ¿Cuánto le pagará la Comunidad Autónoma a las empresas? No se sabe aún, pero probablemente una cantidad que oscila en torno a los 600 euros al año por cada paciente que tenga como referencia el hospital en cuestión. Es decir, que la empresa cobra al año de la Comunidad igual por un paciente que gaste 50 euros que por uno que gaste 450. Esto tendría sentido si la empresa atendiera a los pacientes que salen caros también, y por ejemplo una persona mayor que gastara 900 euros se compensara con una persona joven que gasta 300.

    Pero resulta que las personas generamos al sistema sanitario el 50% de gasto de toda nuestra vida nuestro último año de existencia. Los ancianos son los que generan el grueso del gasto. Por eso la Comunidad de Madrid quiere desmantelar el Hospital de La Princesa tal y como lo conocemos hoy. Para hacer un gran hospital que atienda a los pacientes que no salen rentables a la empresa privada. Así la empresa se quedará con los pacientes que generan menos de 600 euros de gasto al año y ganará mucho dinero, mientras que será la Comunidad (es decir, el dinero de todos) la que sustentará a los que más gasto generan. Es un negocio redondo para las empresas a costa del contribuyente.

  4. Cuando usted vaya al hospital no tendrá que pagar y puede que no note muchas diferencias en la atención que recibe, lo cual no quiere decir que no las haya.

    La empresa intentará ganar lo máximo posible de esos 600 euros y lo hará de la siguiente manera: pagará menos a los profesionales (y ya los médicos españoles son de los que menos cobran en la Unión Europea) y gastará menos dinero en pruebas o tratamientos que necesitan los pacientes.

    Usted será visto en la consulta por un profesional peor pagado y probablemente con más sobrecarga de trabajo (con todas las cosas negativas que eso conlleva para una correcta atención) y en la manera de enfrentarse a su problema ya no será lo primero tratarle con lo que sea mejor para usted, sino que habrá que contar con el coste, lo que provocará que en algunas ocasiones usted no pueda recibir el mejor tratamiento, para poder maximizar el beneficio de la empresa.

  5. Este modelo ha sido puesto en práctica en otros países y aquí en España en Valencia y ha fracasado en todos los casos. El Estado ha tenido que recurrir al rescate de las empresas y al final se ha gastado más dinero que si hubiera hecho directamente una gestión racional de la Sanidad él mismo. Meternos en estos momentos de crisis en un proceso como éste sería un error más que empeoraría la ya maltrecha economía.

  6. Este modelo no solamente es más caro sino que además no es mejor para la salud de la población. No ha demostrado que genere mejor calidad de salud ni que la gente viva más. Paradójicamente, se ha observado que la mortalidad es mayor en hospitales privados que en públicos y que gastar más dinero en hospitales públicos reduce la mortalidad más que gastarlo en privados.

  7. Las decisiones en política sanitaria no se toman con las opiniones y con las visiones de cada uno, sino con estudios científicos que demuestren que lo que se quiere implantar es beneficioso. No hay ningún estudio que demuestre que este nuevo modelo sanitario sea más beneficioso que el que hay ahora.

  8. El modelo que tenemos es más que sostenible, solamente hay que hacerle unas reformas (los profesionales las llevamos proponiendo mucho tiempo y la Consejería no nos ha hecho ni caso) para ajustar un poco el gasto. Lo que pretende el Gobierno de la Comunidad de Madrid es tirar el edificio entero y comenzar de nuevo, lo que va a generar muchísimo más gasto que acometer las reformas.

  9. ¿Por qué estamos en huelga los profesionales de la Sanidad Madrileña? Porque los políticos (Ignacio González y Lasquetty) se empeñan en que lo que os acabo de contar, que todos los médicos y demás profesionales sanitarios sabemos que es así, no lo es; y que es como ellos dicen que es. Tienen intereses con las empresas que se repartirán el jugoso pastel de su salud.

  10. ¿Usted de quién se fía más? ¿De los médicos o de los políticos?


Gran parte de las ideas de estos 10 puntos son de Pedro Gullón, Javier Padilla y Fernando Lamata y fueron expuestas en una Jornada sobre Modelos de Gestión Sanitaria en la Universidad de Alcalá de Henares, Madrid. Las palabras son mías.


8 comentarios:

Salvador Casado dijo...

Hablando claro.

No es una cuestión de ideología sino de argumentos. Tú los expones con meridiana claridad.

Jordi Alfonso Camús @drjalfonso dijo...

Claro, preciso y conciso.
Me lo apunto para poder explicar la huelga de sanitarios de Madrid aquí, en Barcelona... y para estar preparados para un futuro que, mucho me temo va a ir por el mismo camino que el vuestro.

Napoleón Velástegui dijo...

Cualquier privatización en cualquier parte del Mundo, estará destinada a maximizar la ganancia empresarial por encima de cualquier consideración, caso contrario, no sería empresa privada. Lo importante de esta Reforma Privatizadora de la Sanidad de la Comunidad de Madrid radica en que no se permita, que ni siquiera se intente, un experimento cuyo resultado final ya se conoce, en un área tan sensible como la Salud Pública, de la que depende en última instancia, la propia productividad nacional y el bienestar y la felicidad colectiva. En Ecuador resolvimos, liderados por Rafael Correa, Ph. D. y varias Maestría en políticas públicas y desarrollo, no seguir políticas cuya ruta sea la del Capital sobre el Ser Humano sino, TODO LO CONTRARIO. Para ello, es imprescindible la participación mayoritaria en acciones de un nuevo nivel de organización social. Saludos y éxitos: lo lograrán porque...SÍ SE PUEDE...!!!

Filibuster's dijo...

Magnífica síntesis en 10 puntos del problema de la privatización. No permitamos que esto ocurra, sigamos luchando.

nuriadelamo1 dijo...

Simplemente genial, ya tienes una seguidora

Merlía dijo...

El Hospital público de la Marina Alta- Marina Salud- en la provincia de Alicante es de gestión privada. Había funcionado perfectamente antes. Cuando empezó la gestión privada las estadísticas cambiaron. Desde entonces es conocido en toda la comunidad valenciana como Marina Ataud. No hay que explicar porqué.

Jesús Blanco dijo...

Gran resumen Roberto, hemos usado esta entrada en un post del blog del grupo de defensa de la sanidad pública del 15M.BCN.

Si tienes algún problema, dínoslo para eliminar el link.

http://defensasanitatpublica.wordpress.com/2012/12/02/en-respuesta-al-comunicado-de-idis-dicen-que-no-quieren-privatizar-la-sanidad/

Saludos

Gracias!!!

Roberto Sánchez dijo...

Ningún problema. Al contrario. Muchas gracias. Un abrazo