martes, 5 de junio de 2012

TAPONES ANALES


Tanta investigación y tanta polla, y un médico inglés, de pueblo, de nombre Julian Tudor Hart, enunció una de las leyes más importantes de la ciencia con la simple observación y una libretita de mano, como leía en estas semanas en un sitio que no recuerdo.

Se trataba de la “Ley de Cuidados Inversos”, que dice que en el sistema sanitario reciben más los que menos lo necesitan y menos los que más lo necesitan.

Esta ley es repetida como un mantra por los médicos de familia Almaatienses, entre los que probablemente me encuentre.



Julio Bonis, un joven residente de Medicina Familiar y Comunitaria por aquel entonces, le endosó una carta al NEJM, después de reconocerse un síntoma tras jugar un sábado por la noche a la videoconsola.

El hecho de que muchos estén dispuestos a dejarse la vida para conseguir aparecer en una revista de impacto mundial sin resultado alguno, hace cumplir otra ley: “El exceso de trabajo no sustituye la falta de talento”.

En 1996, Ellen Kleist y Harold Moi fueron llamados a la Universidad de Harvard para recibir un premio por un artículo que habían escrito.

Se trataba de la indagación acerca de la secreción uretral de un marinero, en la que creció una Neisseria Gonorrhoeae. El hombre había permanecido en un barco en alta mar un tiempo, sin mantener relación sexual alguna, por lo que el caso fuente resultaba inexplicable. Historiándole, descubrieron que un día pasó por la cabina del ingeniero, que tenía una muñeca hinchable sobre la cama, con la que mantuvo relaciones sexuales no consentidas (por el ingeniero, se entiende). Éste, a su vez, se había aliviado previamente dentro de la muñeca (hinchable, se entiende), y presentaba síntomas de uretritis, no habiendo sido tratado con antibióticos.

Hay gente que puede que no sepa nada de riesgos relativos, de intervalos de confianza ni de Efes de Snedecor, pero con un poco de sentido común, de inquietud, de observación, de reflexión, y con unos conceptos básicos de hidráulica, descubren una grieta (nunca mejor dicho) en la realidad y se cubren de gloria en el mundo de la Medicina.

Tapones anales para la incontinencia fecal (Revisión Cochrane traducida).

Los tapones anales pueden ser útiles para prevenir la incontinencia fecal en los pacientes con incontinencia.
La incontinencia fecal se define como el paso involuntario de materia fecal por el conducto anal y es un problema común y embarazoso. Existen diferentes tratamientos, entre ellos las medidas alimentarias, los fármacos, la fisioterapia especializada del piso pelviano y la cirugía. Sin embargo, no todos los pacientes pueden curarse. Quizás se pueda ayudar a estos pacientes con el uso de tapones anales. Se conocen diferentes tipos de tapones anales, todos con el objetivo de bloquear la pérdida de las heces para controlar la incontinencia. Esta revisión de los estudios indica que los tapones anales pueden ser difíciles de tolerar. Sin embargo, si se toleran pueden ser útiles para prevenir la incontinencia.

¡Que no os desanimen a los médicos jóvenes los "puristas de la muestra"! 

3 comentarios:

Juan Gérvas dijo...

Efectivamente, Roberto, la consulta y la vida son una fuente de inspiración constante. Se pueden hacer incluso "experimentos imaginarios", como los que hizo Einstein (pensó, por ejemplo, qué pasaría si se sentase al lado de un rayo de luz y fuera a su velocidad; dedujo la Teoría de la Relatividad). Lo que se necesitan son ideas, y alegría para tenerlas (el pesimismo mata la imaginación, como poco).
En fin.
Un añadido: la Ley de Cuidados Inversos tiene una "segunda parte", tras la primera frase, y la segunda parte es muy importante. En total: la “Ley de Cuidados Inversos”, que dice que en el sistema sanitario reciben más los que menos lo necesitan y menos los que más lo necesitan. Y ESTO SE CUMPLE CON MÁS RIGOR CUANTO MÁS SE ORIENTA AL MERCADO EL SISTEMA SANITARIO.
Un abrazo
Juan Gérvas

salutmedia editor dijo...

Saludos, Tudor Hart acaba de visitar barcelona y ser nombrado miembro de mérito de la Sdad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria. Nos contó que Ken Loach ha rodado con él para una película de denuncia (cómo no) de Channel Four UK.

Manel.-

ISC dijo...

Excelente nota.
Realmente es bueno saber que un tapon anal, puede tener una utilización médica preventiva, sin embargo la pregunta es... cuantos hombres estarian dispuestos a usarlo. La verdad es que si te evita pasar verguenzas es sensacional
saludos.