lunes, 6 de febrero de 2012

LA MUJER COMO VÍCTIMA SINGULAR DE LA MEDICALIZACIÓN: CARTA A UNA MUJER QUE ERES TÚ


Si eres una mujer sana y te vas a hacer una revisión ginecológica todos los años…Si te hacen citologías, ecografías ginecológicas, mamografías anuales para descartar que tengas algo, sin tener ningún síntoma… debes leer lo que sigue, porque estás en peligro, te estás exponiendo a un riesgo innecesario… y te estás convirtiendo en una enferma sin serlo.

Si no sueles hacer estas prácticas deberías leerlo para saber por qué no lo debes hacer y para decírselo a las mujeres que conoces que lo hacen.

14 comentarios:

Trotula critica dijo...

Te felicito por esta entrada. Tengo 56 años, soy ginecologa y me he hecho 3 citologias en la vida, ninguna mamografia, ninguna ecografia y no he ido nunca al ginecologo. No he utilizado ni anticonceptivos hormonales ni he hecho tratamiento hormonal sustitutivo, no me preocupa la osteoporosis.
He visto miles de mujeres angustiadas por sobrediagnosticos falsos (miomas asintomaticos, polipos endometriales: ultima moda para mandar a las mujeres al quirofano, quistes de ovario funcionales, carcinomas ductales in situ), culpabilizadas por no haberse hecho pruebas inutiles en el plazo que les habian recomendado, asustadisimas por diagnosticos de lesiones precancerosas ante simples infecciones agudas por el virus del papiloma humano, etc.
Resulta duro en el dia a dia informar e informar a contracorriente de las ideas dominantes, pero yo pienso continuar con mi escepticismo y criticismo habitual.
Tambien lucho por sumar en vez de restar y doy la bienvenida a enfermeria, medicina de familia y matronas, a que compartan con ginecolog@s una prevencion racional de los embarazos no deseados (implantes i DIUs incluidos), de la incontinencia, del cancer de cuello de utero y mama.
Gracias

Lilián dijo...

Doc: estoy absolutamente de acuerdo. Sabés que no soy médica, pero está en mi filosofía de vida no hacerme los controles que tanto se publicitan. Una vez, hace unos años, sufrí tantísimo durante la espera de los resultados de una mamografía, porque pensaba que si mi madre murió por cáncer de mama, yo también seguiría ese camino. Finalmente, no fue nada. Me costó lidiar con los médicos, las interconsultas, etc. hasta que sucumbí. Sin embargo, supe por mentas, por intuición femenina, y porque no me considero "un colectivo débil" que los médicos son promotores de la industria farmacéutica. Lo hacen con sus pacientes para conseguir beneficios extraordinarios en becas, viajes, puntos para vuelos, todo disfrazado para que no haya pago en moneda contante y sonante. Conocí a una oncóloga, por ej. que hacía guardar las etiquetas de los medicamentos que le suministraba a sus pacientes para enviarlos al laboratorio, y así conseguir ventajas (vi los paquetes listos para el envío)Yo las llamo "prostitutas de la medicina".
Mientras tanto, yo trato de alimentarme bien, hacer actividad física, beber lo que es debido, fumar (no consigo dejar el pucho) y hacer una vida sana, porque total un colectivo me puede atropellar al cruzar una avenida, y chau!..
Prometo leer el largo texto que escribiste; para mi gusto es demasiado técnico, pero están los fundamentos. Te felicito por tu lucha.

Anónimo dijo...

Interesantisimo articulo.

Efectivamente " las mujeres somos presas fácil para la industria farmacéutica".

Pero de su interesante articulo ¿ cómo es que no ha hecho mención alguna sobre el Agreal/Veraliprida en España?.

Un Neuroléptico/Antipsicótico "para mujeres totalmente sanas" y ocultado aqui en España en más de dos décadas que estuvo autorizado.

Le recomendamos el libro: Caso Agreal (Veraliprida)Responzabilidades de daños de medicamento.

Autores: Catedrático Dr. D. Antonio Piga Rivero y Catedrática Dra. Dª Maria Teresa Afonso de la Universidad de Alcalá de Henares y por la parte legal D. Felipe Holgado.

No tiene desperdicios dicho libro, leálo, lo puede conseguir en:

https://www.morebooks.de/store/gb/book/el-caso-agreal-veraliprida/isbn/978-3-8465-6297-0

O

http://www.amazon.com/caso-Agreal-Veraliprida-Responsabilidad-medicamentos/dp/3846562971/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1319823042&sr=8-1.

Quizás "algunas manos" ha impedido que se venda en las librerías españolas.

La Secretaria

Asociación AGREA-L-UCHADORAS DE ESPAÑA.

http://agrealuchadoras.blogspot.com/2012/01/agreal-veraliprida-consideraciones_29.html

Saludos.

Gdt Atención a la Mujer Somamfyc dijo...

Como Grupo de Trabajo de Atención a la mujer estamos de acuerdo con tu planteamiento y con el comentario de Trótula.
Pensamos que los profesionales que nos dedicamos a la atención de la mujer debemos estar informados sobre las conclusiones a las que llegan los grupos de expertos tras valorar las publicaciones científicas abundantes y sólidas que hay detrás de estas decisiones.
Pensamos que Médicos de Atención Primaria, Enfermeros, Ginecólogos, Matronas... debemos transmitir el mismo mensaje a nuestras pacientes, para que no salgan confundidas porque uno le ha dicho una cosa y otro la contraria, e insatisfechas porque si un profesional le dijo que tenía que hacerse mamografía, citología, densitometría y eco vaginal, entre otras cosas, todos los años, no entiende por qué yo le digo lo contrario.
Pensamos que hemos de explicarlo también de forma clara y razonada con la paciente, que entienda para qué se hace el cribado (muchas veces no saben ni para qué sirve una citología) y lo innecesario, molesto, angustioso, y en ocasiones hasta perjudicial cuando nos encontramos con falsos positivos, que es el realizarse revisiones periódicas. Generalmente cuando la mujer tiene la información necesaria, entiende lo que hacemos y toma parte activa de las decisiones a las que llegas con ella.
Queremos desde nuestra página, si te parece bien, recomendar tu entrada.
Un saludo

Roberto Sánchez dijo...

Me parece bien, por supuesto, que me recomendeis la entrada. Muchas gracias. Un abrazo

TMartínez dijo...

Roberto desconozco los motivo pero no consigo abrir el enlace ni desde tu blog ni TW y me encantaria leerle.

Anónimo dijo...

Soy medico de familia y me alegra mucho ver por escrito y ordenado lo que hace tiempo me circula por la cabeza. Te felicito por tu esfuerzo y capacidad de síntesis. Muchas gracias, lo recomendaré a compañeros y pacientes!!
Es verdad que es un poco largo, pero tampoco veo posible hacerlo más corto y que se entienda..
Un saludo y gracias!!!!

Anónimo dijo...

El screening del cáncer de cérvix y de mama tiene sentido, como lo demuestra el descenso de morbi-mortalidad. Para los programas de screening existen unas guías sobre la frecuencia a la hora de realizar la intervención y que hacer ante los hallazgos. Esto es una cosa, otra cosa es saltarse el programa se screening (nacional y accesible) y hacer intervenciones extra, por así decirlo. En mujeres con citologías previas normales, no hay indicación de citología anual, por ejemplo.
Lo que no me parece recomendable es mezclar intervenciones extra con screening, juntarlo y hacer como que todo es extra y por tanto innecesario, como haces en tu texto.
Desde luego se están recomendando medicaciones y procedimientos diagnósticos a lo loco, pero eso no significa que en sí y bien indicado, tiene su función y su beneficio.
Muchas gracias. Una ginecóloga

Roberto Sánchez dijo...

El screening de cáncer de cérvix tiene sentido, con la periodicidad que refieren los programas del sistema público de salud en sus diferentes Comunidades Autónomas, todos similares.

La vacuna tiene sentido, lo que no tiene sentido es que la financie el sistema público de salud.

El screening de cáncer de mama reduce la mortalidad un 0,05%. Los datos del mejor estudio del mundo por el momento, de Gotzsche y Nielsen de la Cochrane danesa, son rotundos en este sentido. http://www.slideshare.net/rafabravo/la-mamografa-como-mtodo-de-cribado-para-cncer-de-mama. Lo de que hacer screening salva vidas y reduce la mortalidad a mansalva como publicitan/publicitas es falso. Salva 1 de 2000 a lo largo de 10 años de estudio. Y crea daños colaterales. La razón última del descenso de la morbimortalidad por este cáncer, que se observa desde la década de los 80, se desconoce, pero está mucho más en relación con la mejora de los tratamientos que con los programas de screening y diagnóstico precoz.

El valor predictivo positivo de la mamografía en mujeres sanas es del 9% se ponga quien se ponga a defender las bondades de la mamografía. Eso significa que si una mujer sana con una mamografía patológica en la mano entra en la consulta, la probabilidad de que tenga cáncer es del 9%. Y eso es un dato absolutamente demoledor.

Algo debe estar pasando para que se arrogue tantos beneficios algo que tiene tan pocos. Algo, para que con la evidencia científica tan aplastante que hay en contra de realizar mamografías en mujeres sanas sin antecedente familiar de cáncer de mama de los 40 a los 50, haya Comunidades Autónomas que las financien a partir de los 45 (y cuestan 100 euros cada una!!) Lo peor es que hacerlas no es sólo inútil, sino que es peligroso (enorme cantidad de falsos positivos). Algo debe pasar para que haya en tu especialidad esa locura por “irse a hacer la revisión”. Que sucede en otras también, pero en muchísima menos cuantía. Algo pasa cuando te pones a ver mujeres sanas en una consulta y observas que son muchas más las que están sobrecribadas que las que están “normocribadas”. Algo pasa cuando el sobrecribado es directamente proporcional a la clase social. A clase social más alta, más sobrecribado. Algo pasa cuando no hay un especialista que vea tanta población sana como un ginecólogo, cuando es un especialista que está para otras cosas. La mujer sana no debe pasar del ámbito de la Atención Primaria, con la citología en el Centro de Salud y la mamografía en el mamobus o en el centro que sea.

Yo creo que en el texto soy muy claro. Cribado de cérvix si. De mama: no de los 40 a 50; de los 50 a los 70 bianual, sí, pero informando a la mujer y sabiendo que vale para muy poco.

Todo lo demás es engañar a la mujer.

Muchas gracias por escribir. Un saludo.

Alicia dijo...

Me horroriza tu forma de expresarlo todo, tan tajante, blanco o negro. Los artículos médicos hay que tomarlos en cuenta en su justa medida y no siempre todos por igual. Parece que los MAP son unos geniales profesionales, todos los pacientes deben hacerles caso al 100 por 100 y los especialistas unos terroristas, intervencionistas y movidos por la pasta.
Que pena...
Mientras haya gente que opine así nunca habrá una buena relación entre primaria y especializada.
Que suerte estar en posesión de la verdad, ese don lo da la primaria o solo lo posees tu.
Suerte con tu vida profesional...te va a hacer falta...

Roberto Sánchez dijo...

Hola Alicia. Gracias por escribir.
Evidentemente yo no poseo el don de ninguna verdad y menos el de la verdad absoluta. Simplemente me he tomado el esfuerzo y el tiempo de ser depositario de una realidad a través de los que sí que se pueden considerar que saben del tema. La visión ofrecida en el texto confronta con la verdad “oficial”, la que siempre nos han contado.
Creo que en la última parte del texto (me resulta raro que escribas lo que escribes si la has leído) soy muy claro y digo que nada de lo que digo en él debiera ser considerado como una verdad (línea 3, página 50) absoluta, sino como una oportunidad para la reflexión.
Respecto a los médicos especialistas, yo diferenciaría muy bien. Por un lado, diferenciaría entre médicos públicos y privados. Me encantaría no tener que decir esto, pero cualquier médico de familia del sistema público sabe que en la misma cuantía y porcentaje que un médico especialista del sistema público no es intervencionista, el médico del sistema privado lo es.
En el caso particular de los ginecólogos del sistema público, al igual que me pasa con otros especialistas, no se puede decir que no les tenga estima como profesionales y como compañeros. Otra cosa muy distinta es que defienda que una paciente sana no debiera ser valorada por uno de ellos. No es una cuestión de desconfianza, ni de que piense que los médicos de familia seamos mejor que nadie, ni de capricho; sino de que un paciente mal derivado, o que voluntariamente quiere ir a un médico especialista que no le corresponde, está expuesto a potenciales riesgos y potenciales cascadas diagnóstico-terapéuticas. Ésa es una de las profundas razones del sistema del filtro que tenemos en España.
En el caso que nos ocupa, está claro que la historia quieren escribirla los especialistas ginecológicos (no tienes más que leerte las posturas de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) a trasmano de la evidencia. Así pues, no es que yo crea que los médicos de familias sean dioses. Otra cosa es que crea y aconseje a una paciente dudosa que acuda a su médico de familia, ese profesional accesible, que la conoce. Creo simplemente que las opiniones de los médicos especialistas debieran poder discutirse, al menos.
De tu último comentario: “Suerte con tu vida profesional...te va a hacer falta...” deduzco que tú ya sabes que dicha discusión no es posible en nuestro país, ya sabes que al disidente o al crítico se lo pulen en nuestro oficio. Bueno, no te preocupes por mí. Ya llevo unas cuantas hostias y eso que soy bastante joven aún. La historia, la ciencia y la literatura está llena de este tipo de personajes. Nada nuevo bajo el sol. No tengo miedo a la muerte, porque minero nací. Saludos.

Alicia dijo...

Gracias por responder a mi comentario y de una forma tan prudente. Parece otra persona la que escribe....
Puede que yo no tenga tu visión de los especialistas tan diferente de la publica y la privada. Yo los distinguiría entre los que están al día y los que hace siglos que no tocan un libro...no creo que dependa del dinero, eso aun no lo creo...
Tal vez el map tenga que luchar día a día con los pacientes que quieren otra opinión, quieran ir al especialista, no confíen en la medicina y vosotros los tenéis que atender de forma continuada y ganaros su confianza.
Y siento la ultima frase, se me escapo....
Por otro lado creo que tenemos suerte con nuestra vida profesional, es una profesión muy intensa, es una forma de vivir.....así que suerte, todos la necesitamos...
Saludos

Anónimo dijo...

He llegado a esta entrada por casualidad y tengo que decir que siempre he sido de las mujeres que han acudido al médico cuando ha notado algo fuera de lo habitual y me sorprendía que en mi entorno se me criticase el no hacerlo más a menudo. Lo que si me ha sorprendido al leer los comentarios es que una ginecóloga sólo se haya hecho tres citologías en su vida si lo recomendado es una cada tres,salvo supongo interrupción de la vida sexual, pero supongo que no será porque no lo considere necesario.
De nuevo felicidades por la entrada.

Anónimo dijo...

Qué gusto da leer algo así. Yo soy usuaria de la medicina privada ... por poco tiempo. Gracias a mi sentido común, hace diez años me libré de una laparoscopia para quitar un quiste endometriosico asintomático. Estuve 10 años sin volver a “revisión". Con 42 años, con todo el miedo, por manchados irregulares, acortamiento de ciclos y algún que otro síntoma perimenopáusico, me senté de nuevo en otra consulta privada. De nuevo mi sentido común me hizo pensar y me volví a librar de una histerectomía por mioma asintomatico. El quiste endometriosico había desaparecido, por cierto. La salud es un negocio para esta gente. La consulta no les sale rentable: han de mandarte mil pruebas y, si pueden, operarte. Gracias por escribir así de valientemente.