viernes, 25 de marzo de 2011

LOS MÉDICOS LATINOAMERICANOS EN ESPAÑA. EDUARDO CAMACHO.

La primera vez que sentí de verdad lo que significaba la emigración tenía 20 años. Por aquel entonces yo era un joven incauto, alcohólico y pajillero, pero sabía que el mundo estaba ahí fuera, esperándome. Un día me compré un billete de autobús para París. Lo compré porque costaba trece mil pesetas ida y vuelta, a 15 horas cada trayecto. Yo quería ir a París, porque quería ser como Hemingway, pobre y feliz. Había leído a Ernest y a Vila-Matas y había aprendido que París no se acababa nunca. Soñaba con escribir en un escritorio rojo de latón, como inquilino en un piso de Marguerite Duras.

Lo pasé muy bien aquellos días. Era la segunda vez que salía de España. Fui pobre y fui feliz, pero tuve que volver, para ser seguir siendo pobre e infeliz. En el trayecto de vuelta, me puse en la penúltima fila del bus. En la última, se sentaron 5 tipos. Uno era marroquí, otro maliense, otro africano pero no me acuerdo de dónde, otro rumano y otro no me acuerdo. Un par de ellos se conocían, pero los demás no. Me embebí en “Paris era una fiesta” para disimular, aunque lo que estuve haciendo todo el rato fue escuchar discretamente la continua conversación de estos cinco personajes. Hablaban regular el castellano, pero era suficiente para entender sus historias. Durante diez horas, sin callar un minuto, hablaron de sus sueños, de sus familias, de sus penas, de sus proyectos en España, de las condiciones duras de la ilegalidad, de los miedos continuos, de sus innumerables conflictos internos, del orden del mundo.

En la frontera, subió la Guardia Civil a pedir la documentación. Bajaron a uno de ellos, el que iba a Murcia, a trabajar en la huerta. Decía que España era lo mejor del mundo. Nunca me olvidaré, allí en la penumbra, en medio de vete tú a saber qué páramo, de una ráfaga de luz que se escapó de algún sitio e iluminó los ojos rojos del maliense, que miraba a la parte trasera del bus. Aquellos ojos los he visto muchas veces a la largo de mi vida. Lo sé porque nunca se me olvidaron. Los otros cuatro chicos no volvieron a decir ni una palabra hasta llegar a Madrid.

Eduardo Camacho y Ana Bellet son médicos residentes de cuarto año de Medicina Familiar y Comunitaria de Madrid.




10 comentarios:

Camilo Erazo dijo...

Me parece una excelente iniciativa, meritoria y valiente, de darle más voz a los que no tienen voz.

Sin embargo, resiento el término "latinoamericano" usado tan laxamente, y asociado necesariamente a pobreza o marginalidad. Los médicos de México, Cuba, Ecuador, Chile, somos todos latinoamericanos, pero en este momento tenemos una formación distinta, vivimos en países distintos, y enfrentamos situaciones epidemiológicas y sociosanitarias muy distintas...

Estoy orgulloso de compartir sangre, historia y lenguaje con colegas de tan diversos países de nuestro continente, pero no existe algo así como "LA" medicina latinoamericana. Creo que hacer esta simplificación puede incluso contribuir a la discriminación y el desconocimiento.

Finalmente, los invito a compartir esta iniciativa a través de nuestro blog Matasanos.org, donde creo que podríamos tener un lindo intercambio sobre el tema.

Un cordial saludo,

Dr. Camilo Erazo

P.S.: Un gusto ver al Dr. Casado en su blog!

Juan F. Jimenez dijo...

Creo que los compañeros denominados latinoamerticanos son una riqueza cultural y social para España, y tambien para nuestra profesion, a menudo cumplen una labor si cabe aun mas heroica que el resto , deben soportar las deficiencias o aberraciones de nuestro sistema sanitario y social Por supuesto teniendo en general una formacion al menos igual que los de aqui.
Mi expertiencia personal es que siempre he dado con excelentes compañeros y profesionales.

tengo varios ejmplos cercanos, un compañero mexicano diagnosticó en urgencias un carcinoma de higado a un familiar , y en menos de 248 horas se pudo poner ya el tratamiento , lo mismo digo de una complicada operacion de hernia discal realizada con exito por otro compañero colombiano.

Teniendo en cuenta que España es el pais del mundo que tradicionalmente mas emigrantes ha producido y que han tenido que salir fuera a trabajar a otros paises, esta bien que por una vez que podemos acoger, aunque solo sea por justicia, seamos hospitalarios

Palmogala dijo...

me encanto este post,la entrevista muy buena,un saludo al compatriota Eduardo Camacho, el ha dicho mucho de la realidad de la medicina y el sistema sanitario de Ecuador.

También es verdad lo que Camilo dice America es un continente con regiones tan distintas y que las situaciones epidemiologicas son sumamente distintas, ni siquiera en Ecuador la epidemiologia es igual en todo el pais, en nuestro pequeño pais tenemos tres regiones bien definidas,con problemas de salud propios de cada una,el médico de la sierra a veces se sorprende de los casos que hay en la costa y asi mismo viceversa.

Un saludo a todos los que forman este blog y otra ves felicitaciones

Anónimo dijo...

SOIS LA LACRA DE NUESTRO PAIS!!! OCUPAIS LAS PLAZAS DE NUESTROS MÉDICOS ESPAÑOLES. EN ESTADOS UNIDOS PRIMERO LOS ESTADOUNIDENSES Y DESPUÉS LO QUE QUEDA PARA LOS DEL RESTO DEL MUNDO. Y COMO EN VUESTRO PAÍS OS MORIS DE HAMBRE PUES VENIS A QUITARLE EL PAN A NUESTROS HIJOS. DAD LAS GRACIAS A VUESTRO AMIGO ZAPATERO Y SUS AMIGOS DE LA ALIANZA DE CIVILIZACIONES. PORQUE EN OTRA ÉPOCA NO ÉRAIS CAPACES DE VENIR A QUITARLE EL TRABAJO A NUESTROS HIJOS. TANTOS AÑOS TRABAJANDO PARA EDUCAR A LOS NUESTROS Y VENIS VOSOTROS CON VUESTROS CHANCHULLOS Y CONVALIDACIONES ILEGALES PARA CARGAROS EL PAIS.

Anónimo dijo...

Espero encontrarme contigo pidiendo ayuda en algún hospital y te recordare un par de cosas antes de darte atención cretino

Anónimo dijo...

sea un tu propio país o en el extranjero hay que prepararse para la competencia, no pidas las facilidades que da EEUU a sus egresados por que en sus grandes puestos también están los mejores del mundo, así es Sr. anónimo, estudia y prepárate mas para que nadie te quite tu puesto o te "carguen el pais".

Anónimo dijo...

ESTE PAÍS SE ESTA FRAGMENTANDO, NECESITA UNA REFORMA SOCIOCULTURAL DE FONDO, Y LA ÚNICA MANERA ES SACARLO DEL ATRASO MENTAL EN EL QUE ESTAS... EE.UU ACEPTA A LOS EXTRANGEROS COMO IGUALES... O NO HAN ESCUCHADO EL TERMINO... FUGA DE CEREBROS¡¡¡¡.. COSA QUE ESPAÑA NO TIENE... Y TODOS LOS LATIAMERICANOS LOS SABEMOS..
YO SOY RESIDENTE DE 3 AÑO EN ESPAÑA, YA ME LARGO DE ESTE PAIS MEDIOCRE, NO TERMINARÉ ESTA COCHINA RESIDENCIA ME VOY PARA MI PAÍS A LUCHAR POR MI GENTE, Y A PROGRESAR EN EE.UU... EUROPA YA NO EXISTE.

María dijo...

enhorabuena. gran vídeo y gran blog

Anónimo dijo...

Yo no tengo nada en contra de los hispanoamericanos. Solo se que cada vez que voy a urgencias con mi marido le atiende un medico latinoamericano y que salimos igual o peor que entramos. O si no que se lo digan a mi marido que esta rabiando de dilor ahora mismo despues de ir a urgencias. Que mala suerte. Se tiran todo el rato mirando el ordenador y calaitos dandome la sensacion de que estan pensando como si estuvieran enun exameb y no tienen ni idea cosa que se comprueba. No tienenni idea de meficina. La proxima vez la lio porque ya estoy arta de ir a urgencias donde siempre te atiende un medico latino y sales peor. Eso es en la publica y en laprivada igual. Esta el gobierno jugando con la salud de los que pagamos nuestros impuestos por tantos convenios de mierda.

Anónimo dijo...

Fuga de cerebros. Desde luego que tontos no son . Vienen con la escusa del Mir y lo que van buscando es quedarse en un pais donde se vive muchisimo mejor que en el suyo en todo.